“Pierdo mucho tiempo en el pedaleo”, ¿SEGURO?

Hace tan solo dos semanas hemos presenciado una de esas exhibiciones que sólo se ven muy de vez en cuando, y que son reveladoras respecto a algunas de las creencias generalizadas respecto al Dh. En la final de la copa del mundo de Dh de Leogang pudimos ver como  Aaron Gwin  perdía la cadena en los primeros 30 metros de carrera y era capaz de batir los tiempos de todos sus rivales sin tener que dar un solo pedal. Además, todo esto en una carrera donde los 15 primeros estaban en una horquilla de 7 segundos.

Las cuestiones

1- ¿Es Aaron Gwin un corredor que se encuentra tan por encima de sus rivales que puede permitirse bajar sin cadena?

2- ¿Era despreciable el pedaleo en este circuito?

La respuesta para ambas preguntas es NO. Y para fundamentar esta afirmación compararemos los tiempos de la manga clasificatoria y la manga final.

Como podemos ver, de los 15 primeros en la manga clasificatoria, se mantuvieron 13 con ligeras modificaciones en la manga final. De hecho los tres primeros puestos se repitieron, y las diferencias entre ellos se ajustaron ligeramente. Si no hubiésemos visto la carrera, podríamos interpretar que la carrera se desarrolló con normalidad y sin incidencias entre los primeros.

Mi lectura

Mi interpretación es que hay tantas variables a la hora de optimizar una bajada con bici de montaña, que incluso a los profesionales del más alto nivel les cuesta conocer en qué porcentaje el esfuerzo que realizan pedaleando les proporciona un beneficio en forma de tiempo extra o no.

Podría ser que al no poder pedalear le obliga a impulsar la bici más de lo habitual con gestos corporales como en un pumptrack, que la concentración en las zonas técnicas sea máxima al no llegar tan falto de oxígeno y puede afrontarlas mejor, o que la conducción la suaviza al máximo para no perder velocidad en las curvas y trialeras al no poder pedalear, entre otros muchos supuestos.

Esta misma situación le ocurrió el año pasado a Neko Mulally en los Campeonatos del mundo 2014 en Hafjell. En esta ocasión el resultado no fue tan vistoso, pero quedó 4º y la sensación en muchas zonas de su bajada es que la pérdida acumulada por la falta de pedaleo le podría haber dado fácilmente la victoria.

 

 

Conclusiones

Evidentemente, al competir en Enduro, esto me plantea cuestiones a cerca de la conveniencia, o no , de pedalear en ciertas zonas de los tramos. Está claro que el desgaste que realizas bajando en un tramo de Enduro es fuerza que no tienes en otras partes de pedaleo puro. Además, los tramos son más largos que en un descenso y la administración de tu fuerza es uno de los puntos clave para conseguir el máximo rendimiento.

Tener un plan general sobre la dosificación del pedaleo en cada uno de los tramos nos llevará a buen puerto, pero sólo si hemos trabajado de forma conveniente la técnica de carrera. El entrenamiento técnico sobre tu bici te reportará mayor control sobre tu bicicleta, pero además optimizarás tu estado físico, porque una buena conducción hará que sortees los obstáculos con más naturalidad y con un menor desgaste para poder exprimirte a tope en aquellas zonas que realmente te hacen ganar segundos.

Yo por mi parte lo tengo claro! Seguiré entrenando mi técnica todo lo que pueda para obtener una mayor ventaja sobre todos aquellos que piensen que los segundos se ganan pedaleando! Y tú, ¿qué vas a hacer?.

Rubén Rodríguez – Entrenador de Enduro en Mr. Fahrenheit.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, NO DUDES EN APUNTARTE A NUESTRA NEWSLETTER Y TE MANTENDREMOS INFORMADO!

[yikes-mailchimp form=”1″ submit=”¡ME APUNTO!”]

No Comments

Post A Comment