Trans-Nomad, la alta montaña nos espera

Trans-Nomad, la alta montaña nos espera

Ya estamos en la última semana, la de aproximación a una cita tan importante y diferente como es Trans-Nomad. Importante, en la parte de aventura y muy importante, en el aspecto físico.

El trabajo de preparación para la prueba ya está hecho. No pretendas realizar ahora los entrenamientos perdidos anteriormente porque jugarán en tu contra. Puedes hacer salidas suaves que no impliquen un desgaste excesivo, pero que te permitan mantener el tono muscular alcanzado con los entrenamientos previos. Ritmos bajos, o trabajos para reforzar la técnica son totalmente recomendables.

Ya estás preparado físicamente. Ahora sólo debes pensar en cómo vas a administrar tus fuerzas durante la prueba.

Debemos diferenciar 3 partes distintas donde aplicar unas u otras fórmulas para ser más eficientes: tramos de enlace (TE), tramos cronometrados (TC) y recuperación (camping)

En los Tramos de Enlace:

  • No malgastes energía en las subidas.

Son muchos días, y en los tramos cronometrados tendrás suficiente terreno para entregarte a fondo si quieres. Un ritmo constante en el que te encuentres cómodo ayudará a hacer que los kilómetros pasen sin darte cuenta. Ir excesivamente lento aumentará el tiempo de desgaste, ir demasiado rápido agotará tus energías y la recuperación será más complicada al acabar la etapa. El equilibrio es fundamental en esta carrera. Ve a un ritmo en el que tengas la sensación de poder rodar durante todo el día.

  • Aprovecha los llanos para rodar un poco más “alegre”.

Adelantarás valiosos metros con un esfuerzo mucho menor que si fueras en subida. Ese tiempo extra que ganas, fácilmente lo podrás utilizar en lo que te haga falta durante la etapa o llegar antes al camping, donde podrás descansar.

  • Haz paradas muy breves cada 45-60 minutos para beber y comer algo ligero.

Con esto logramos 2 objetivos. Por un lado estarás perfectamente hidratado y alimentado, y por el otro estableceremos pequeños objetivos que completar a nivel mental dividiendo la ruta en 5 o 6 segmentos.

  • Ajusta al máximo el peso de tu mochila.

En una ruta como esta llevaremos bastantes cosas en nuestra mochila para hacer frente a los imprevistos. Como estaremos bastantes horas sobre la bici, y los desniveles acumulados no serán pequeños, cada gramo extra cuenta. El peso nos lleva a un mayor desgaste cuando hablamos de subidas. Deberemos llevar todo el material necesario, pero minimizando al máximo el peso.

  • Lleva el desarrollo adecuado.

Un desarrollo más “suave” en las subidas permitirá que el desgaste a nivel muscular sea menor. Los ejercicios de fuerza, como cuando subimos con un desarrollo demasiado “duro” conllevan mayores tiempos de recuperación. Y en una prueba por etapas puede ser la diferencia entre disfrutar o padecer las siguientes etapas de la prueba.

  • Sitúa los avituallamientos y no cargues con agua o comida de forma innecesaria.

En una situación perfecta deberías llegar al avituallamiento sin sed, sin hambre y sin agua cargada a las espaldas. Carga únicamente lo que vayas a consumir durante cada zona hasta el siguiente avituallamiento o hasta el fin del tramo.

 

Foto: Nacho Trueba.

En los tramos cronometrados:

  • Cuida la mecánica durante las bajadas.

Una conducción algo menos agresiva de lo habitual ayudará a que el desarrollo de las especiales sea sin contratiempos mecánicos. Si notas cualquier problema en la bici durante el tramo, para y revisa lo que ocurre. En el formato de enduro de un día, muchas veces pinchamos y continuamos bajando hasta acabar la especial. En una prueba por etapas, y a vista, el riesgo es mucho mayor porque no conocemos el terreno y no sabremos si falta mucho o poco para el final de la especial, pudiendo provocar una avería mayor e irreversible. Por lo tanto, lleva encima herramientas para arreglar la bici y que no te importe perder unos minutos en reparar y continuar con la aventura.

  • Busca tu  velocidad media.

El ritmo lo pondrás acorde a tus capacidades, pero en lo que verdaderamente debes centrarte es en mantener una buena velocidad media. Picos de velocidad máxima pueden derivar en pérdida de control de nuestra bicicleta, caídas o problemas mecánicos. Evita quedarte totalmente parado en las curvas más lentas y controla la bici en las zonas más rápidas. Se gana más tiempo si vas con fluidez en las zonas lentas que en las rápidas, donde todos llevamos buen ritmo.

  • Limítate a bajar “como sabes”.

Es la mejor forma de ser eficiente y obtener tu mejor rendimiento. 4 etapas a vista, con tramos largos, no es un buen escenario para buscar tus limitaciones técnicas. Puedes tener suerte y escapar de caídas y problemas técnicos en alguno de los tramos, pero será muy difícil que esto ocurra en los sucesivos. Es una prueba donde prima pilotar en el rango técnico de cada uno. Si notas que la bici no derrapa en exceso, que te amoldas al terreno correctamente en vez de pelearte con él, o que incluso te notas cómodo y con margen para ir más rápido… estarás haciéndolo bien!!

  • Disfruta de las bajadas.

Muchos tenemos el chip de competición metido en la cabeza, pero esta prueba tiene algo más que ofrecer. Disfrutar de los senderos, parajes, compañeros de aventura y esta experiencia pionera en nuestro país, son motivos suficientes para que la visión competitiva de la prueba tenga menor presencia en el planteamiento de carrera.

 

En el camping:

  • Come y bebe nada más llegar.

La recuperación comienza nada más acabar la etapa. Debemos favorecerla tan pronto como podamos. Una buena opción podría ser tomar un recuperador de carbohidratos (70%)  y proteína (30%). Sino podrías tomar alguna bebida con sales minerales, fruta, yogur y cereales.

  • Prepara la bici para la siguiente etapa cuanto antes.

La mecánica debe estar perfecta para la siguiente etapa. No pases por alto cualquier ruido, porque puede derivar en problemas que te obliguen a estar más tiempo sobre la bicicleta en la siguiente etapa.

  • Descansa todo lo que puedas.

Descansar es fundamental. Si no eres capaz de dormir bien en una tienda de campaña, procura encontrar la fórmula que te resulte más cómoda. Pequeñas almohadas hinchables, o similares, pueden ser muy útiles a la hora de encontrar la mejor postura en la tienda de campaña y conseguir que el sueño sea realmente reparador.

  • Revisa la ruta del siguiente día y plantea la estrategia adecuada.

Mientras descansas, puedes echar un vistazo a la etapa del día siguiente y plantear la estrategia a seguir. Avituallamientos, paradas, desniveles, tiempo estimado, previsión meteorológica, porteos y cómo afrontarlos…. Toda información y previsión de lo que pueda ocurrir te hará estar más preparado para lo que tengas que afrontar.

 

Como veis son pautas bastante sencillas que cada uno debe adaptar a sus capacidades para sacar el máximo partido a sus fuerzas. Pero quizá la cosa más importante, y la que potencie al máximo vuestra capacidad sea la actitud. Disfrutar de todo lo que encontréis y compartáis durante estos 4 días de puro Enduro, por una zona tan espectacular e inhóspita , será lo que os motive a continuar y cumplir los objetivos habiendo disfrutado.

Mucha suerte y disfrutad de la bici!!

 

Rubén Rodríguez – Entrenador de Enduro en Mr. Fahrenheit.

*Foto de portada: Nacho Trueba.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, NO DUDES EN APUNTARTE A NUESTRA NEWSLETTER Y TE MANTENDREMOS INFORMADO!



¿Qué información te gustaría recibir?

No Comments

Post A Comment