Concentración en Lanzarote

ENERO AL SOL: CONCENTRACIÓN EN LANZAROTE

Comienza 2016 con mucha fuerza buscando nuevos estímulos que me ayuden a seguir creciendo. Pese a tener ya 36 años seguimos buscando fórmulas que permitan seguir avanzando y conseguir llegar al mundial de Pontevedra 2019! (…buffffffffff), con algo que decir.

Después de muchas temporadas e inviernos entrenando (tanto de ciclista, como ahora ya de triatleta) siempre me había tocado entrenar soportando los rigores del invierno. Si bien nunca me costó mucho soportar frío y lluvia, sí que tengo que reconocer que a la hora de doblar sesión, ayuda mucho no tener que preocuparse por el frío, por la lluvia y por los cambios de ropa.

¡Joder, como se agradece llegar de corto, tirar el maillot y cullote, poner un pantalón corto y las zapas… y listo para correr!

Y de esta manera, va; y este año se presenta la oportunidad de poder preparar el inicio de temporada acompañando al grupo de Omar (al que después también se uniría Ainhoa Murua), en un lugar como Sands Beach, donde todo son facilidades.

Abrir la puerta y encontrarse con la piscina, caminos para correr o la carretera para devorar kilómetros, ayuda… y mucho!

En definitiva, 3 semanas viviendo como un pro acompañado por algunos de los mejores triatletas del panorama internacional en el presente y de otros que lo serán en un futuro próximo… Aún no llegó Río, pero aquí Tokio es una ciudad ya en mente de muchos.

Conocer diferentes maneras de trabajar siempre nos enriquece (en todos los ámbitos de la vida) y durante estos días, la experiencia vivida me hace reflexionar y sacar algunas conclusiones en limpio:

SIEMPRE SE PUEDE ENTRENAR MEJOR

Evidentemente siempre con un control, pero estos días hemos metido unas cargas de entrenamientos que creía fuera de mi alcance.

Después de unos primeros días de shock donde al cuerpo parece que le costaba aguantar los ritmos y las rutinas (imaginaros, aquí lo normal es triplar ó cuatriplicar entrenamiento… y el día de descanso se dobla con 5000 de natación y gimnasio. El paraíso de los machacas!!! jajaj), el cuerpo entra en la dinámica y se habitúa a las cargas.  Eso sí, poco espacio para otra cosa que no sea entrenar o descansar (en mi caso frente al pc para cuidar a mis pupilos Mr.Fahrenheit jejej).

Para los que venís del ciclismo, las sensaciones son exactamente iguales a las que se tienen en una vuelta de varios días. El cuerpo no tiene energía para nada… hasta que arranca el entrenamiento. En ese momento sorprende ver como saca energías para sacar buenos entrenamientos.

… Ahora toca buscar los efectos de la supercompensación en el Triatlón de la Habana.

CON EL TIEMPO CONOCEMOS NUESTRO CUERPO, PERO CORREMOS EL RIESGO DE ACABAR VOLVIÉNDOS MUY CONSERVADORES

Viene bien un soplo de aire fresco, variar los estímulos y la manera de trabajar. Y de paso, que te recuerden el poco miedo a reventar que se tenía con 20 años.

Salir con gente que lo da todo desde el primer entrenamiento, como si fuese el último aún con muchos días por delante; recuerda que siempre se puede dar un puntito más y te ayuda a salir de tu zona de confort.

Evidentemente hay que usar estos años de experiencia para echar freno y poner tus ritmos cuando es necesario, pero es bueno tener alguien al lado sin “miedo a morir” cuando te toca darlo todo en una serie!

NO TODO EL MUNDO SIRVE PARA ESTO

Desafortunadamente te das cuenta que para llevar el ritmo de estos chicos hay que valer: física y sobre todo mentalmente.

Siempre me consideré (y considero) una persona que disfruta machacándose en cada entrenamiento y que entrena bastante… Pese a ello, me costó entrar en el ritmo de trabajo.

Viviendo con ellos aprendes a valorar el significado de sus resultados. Y que, pese a su esfuerzo, condiciones y dedicación, lo poco que se les valora en muchos casos.

PARA SER PRO, HAY QUE VIVIR COMO UN PRO

Para rendir como un Pro hay que entrenar como un pro… y para entrenar como un pro tienes que estar en un ambiente que te facilite hacerlo (en este caso Sands Beach es un lugar ideal).

En casa, los quehaceres diarios impedirían hacer lo que pude hacer estos días, simplemente ya solo por temas de logística y tiempo.

Aquí te ves rodeados por muchos de los craks mundiales y te das cuenta que esto puede marcar diferencia, y que si muchos de ellos están aquí no es por casualidad.

En definitiva: el paraíso para entrenar. Ahora a sacar conclusiones reales donde hay que hacerlo: en competición.

El primer test será en el triatlón de La Habana el 13 de Febrero. Ahí comenzaremos a ver si el resultado de este experimento es positivo 😉

 

Gustavo Rodríguez – Entrenador de Triatlón en Mr. Fahrenheit.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, NO DUDES EN APUNTARTE A NUESTRA NEWSLETTER Y TE MANTENDREMOS INFORMADO!



¿Qué información te gustaría recibir?

No Comments

Post A Comment