Héctor Guerra Triatlón KM0

Mi posicionamiento ante el resultado de Héctor Guerra en KM0

Siempre tuve clara una cosa: “en redes sociales no hables de política ni de dopaje. No arreglarás nada, lo único que harás será ganar problemas”.

Por ese motivo nunca habréis leído ningún post o publicación mía sobre ello. Estos temas me los reservo para hablarlos con la gente que realmente conozco (compartan o no mi opinión) y con las personas que realmente siento la necesidad de compartir esas inquietudes. Y porqué no… incluso variar mi forma de ver las cosas si sus planteamientos tienen lógica, lejos de enrocarme en mis ideas de una forma extremista y fanática. De hecho, a lo largo de mi vida, ha cambiado más de una vez la forma de entender un mismo problema.

Pues bien, después de todo el revuelo montado por la victoria de Héctor Guerra (un exciclista sancionado por consumo de sustancias dopantes) en el Km0, y dónde yo he quedado en segundo lugar,  como principal afectado me veo en la obligación de dar mi punto de vista sobre el tema.

Ante todo, decir que mi posición ante el problema del doping es de absoluto rechazo, personalmente no me gusta la existencia del dopaje en el deporte.

Soy partidario de un sistema de control exigente como el actual (sistema de localización Adams) a TODOS los deportistas profesionales que quieran optar a premios económicos y de duras penas disuasorias para quienes incumplan la norma.

Pero también creo en las segundas oportunidades, y en el derecho de las personas de enmendar errores pasados. De la misma manera que me gustaría leyes más duras contra los que roban, pero no que cortasen las manos a nadie por apropiarse indebidamente de algo. Los extremismos nunca son buenos…

Ojalá que muchos fuesen tan intolerantes y rectos en otras facetas de la vida como se muestran en el aspecto deportivo.

Dicho esto, mi opinión sobre lo ocurrido con Héctor Guerra, es la siguiente:

Renegar de la participación de Héctor, en este evento, sería por un lado un acto de hipocresía y por otro un berrinche de niño pequeño y mal perdedor.

Llevo muchos años compitiendo con gente que ha dado positivo, que cumplió sanción y ha vuelto a competir. Nunca mostré ninguna objeción ni me quejé, como ninguno de los que me rodearon en dichas competiciones lo ha hecho; acatando la normativa antidopaje.

Hacerlo ahora, que me toca sufrir en primera persona el hecho de perder la que podría haber sido una de las victorias deportivas más bonitas de mi trayectoria deportiva, sería una actitud completamente incoherente, sólo explicada por la falta de humildad para aceptar una derrota.

Nos gustará más o menos, pero las reglas son así y así hay que aceptarlas. Si ha cumplido su castigo toca acatar la ley. Lo fácil en mi posición sería enarbolar la pancarta de Tolerancia Cero, atacando a Héctor de una manera desaforada e incluso cruel, haciendo leña del árbol caído paseando su cabeza por las redes sociales. Seguro que tendría muchos voluntarios para cortar. Pero no voy a hacerlo.

Puedo asumir, y hasta casi entender, que Héctor Guerra en un determinado momento de su vida deportiva haya caído en el error de recurrir al dopaje, algo fácil de imaginar a los que hemos vivido el deporte profesional desde dentro. Un mundo que te lleva a saltar escalones hasta plantarte, casi sin darte cuenta, cara a cara en la frontera de lo que se puede hacer y lo que no, mostrándote esa raya de una manera confusa y difusa. A veces, incluso creo, que el hecho de cruzarla o no cruzarla, más que por decisión propia, venía determinada por el entorno en el que estuvieras rodeado en ese momento.

Afortunadamente ahora mismo todo está mucho más claro, y con la madurez de los años me hace fácil ver qué camino fue el correcto. Pero un chico de veintipocos años en aquel ambiente contaminado tengo que reconocer era presa fácil. Por lo que supongo que tampoco es justo juzgar un error pasado bajo la perspectiva y forma de pensar en el presente.

Resumiendo:

1. ¿ Me molesta que Héctor Guerra me haya ganado en Km0?

Absolutamente NO. Igual no es la persona que habría deseado que me ganase, pero acepto su victoria.

2. ¿Desconfío de su limpieza?

No puedo asegurar nada. Considero que mi nivel para nada se acerca al que determina el límite de lo que se puede andar sin recurrir al dopaje.  Para ganarme entiendo que no necesariamente tiene que ir dopado… si soy sincero, la experiencia me lleva a ni querer planteármelo…

Sólo puedo confiar en el sistema y pedir que se controle a estas personas de la misma manera que se nos controla a los que estamos disputando carreras durante los últimos 5-6 años (con el sistema de localización Adams). Si se demuestra que va limpio no tendré problema en perder las carreras que tenga que perder contra él, mi ego no es tan grande como para no comprender que existen multitud de deportistas mejores que yo.

Sólo la confianza en un sistema de control que asegure una competición justa y en igualdad de condiciones puede hacerlo.

3. En caso de deportistas reincidentes ¿?

Fácil:  SANCIÓN PERPETUA.

Sé que mucha gente estará a favor, otra se posicionará en contra y algunos hasta me pondrán en su lista negra. Sé que puedo equivocarme en algunos puntos del planteamiento, que mi punto de vista del problema puede estar sesgado por haber convivido tan cerca de esta problemática… pero también tener razón en otros aspectos.

Simplemente creo que la manera de luchar por un deporte limpio es sobre todo la educación. Y no pagarlo con un cabeza de turco que ya ha pagado por su error y mucho me temo lo arrastrará el resto de su vida.

Ahhhhh y por cierto… mi tendencia política es la izquierda…. A tomar por culo mi teoría!!! 😉

Imagen de portada: fuente.

Gustavo Rodríguez – Entrenador de Triatlón en Mr. Fahrenheit.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, NO DUDES EN APUNTARTE A NUESTRA NEWSLETTER Y TE MANTENDREMOS INFORMADO!



¿Qué información te gustaría recibir?

1Comment
  • Fernando moreno
    Posted at 21:22h, 02 octubre Responder

    Muy bien escrito. Me veo identificado en tus líneas. A día de hoy estas son las normas. Nos gusten o no. A mi no me gustan porque entiendo que esta gente corre con motor trucado porque lo han trucado hace tiempo y eso queda, pero como digo ahora y hasta que no se cambien las reglas son esas. Enhorabuena por tu actitud y tu trayectoria

Post A Comment