Descanso

Tiempo de descanso: el reposo del guerrero

Ya estamos metidos de lleno en Octubre, parece que fue ayer cuando arrancaba la temporada, y para la gran mayoría ya estará cerrada, o a punto de echar el cierre.

Tocará primero hacer balance del año, ver lo que salió bien y lo que se puede mejorar, apuntar errores (para no caer de nuevo en ellos) y aciertos (para reforzarse en lo que hicimos bien)… ¿y después? ¿después que?… Pues fácil: ¡¡¡ DESCANSAR!!!

El descanso dentro del entrenamiento ya sabes que es de vital importancia. Pues bien, desde este punto de vista este sería un mesociclo de tu preparación entera y exclusivamente dedicado a eso: Descansar y regenerar.

La necesidad de descanso al final de una temporada viene determinada por una doble causa:

  • Por un lado una causa puramente física, Ya que después de toda una temporada repleta de entrenamientos y competiciones, es necesario que le des un respiro a tu organismo, dejándolo recuperar y reestablecer muchos de los valores que habrás alterado durante la temporada.
  • Y por otro lado, el descanso psicológico.Muchas veces incluso màs importante que el anterior. Tras todos estos meses de duro entrenamiento y una vez pasados los objetivos que hacían mantener tu estado de motivación por las nubes, es fácil que entres en una fase de baja motivación e incluso hastío… TOCA TOMARSE UN RESPIRO PARA RETOMAR EL TRABAJO CON ENERGÍA E ILUSIÓN RENOVADAS.

 

Siempre subrayo la importancia de diferenciar la temporada en partes, y bajo este criterio, esta sería la principal línea divisoria: la que marca la diferencia entre una temporada y la otra. Si entrenas de un mismo modo durante todo el año, no provocas los estímulos necesarios para que tu rendimiento evolucione. Necesitamos estos contrastes para no acomodarnos a un mismo tipo de trabajo, situación que nos llevaría al estancamiento deportivo por una parte. Y por otra, más a largo plazo, a una situación de saturación.

No tengas miedo a bajar tu nivel. Es natural no estar todo el año a tope, y tu rendimiento lo agradecerá a la larga.

Bien… ya sabemos “CUÁNDO” y “POR QUÉ” ahora la siguiente cuestión es “CÓMO”.

La manera en la que un triatleta debe llevar a cabo este descanso es muy personal, y dependerá en gran medida de cómo haya acabado la temporada, la exigencia del plan de entrenamientos, causas personales (tipo de trabajo, obligaciones, familia…) y de la propia personalidad del deportista. Pero recuerda, ya seas de los que acaban sin ganas de más y completamente saturado o si eres de los que llegan a final de temporada pidiendo “más guerra por favor”: TOCA DESCANSAR.

Mi principal consejo es que escuches a tu cuerpo y te tomes el tiempo que notes que necesitas para recuperar la energía y motivación (tú ,mejor que nadie lo sabrás)… cuando notes que te comienza a apetecer salir a trotar, sientes la necesidad de subirte a la bici o ir a hacer unos metros a la piscina, comienza… pero siempre en pequeñas dosis: paseos no programados, agradables y siempre más cortos de lo que te apeteciera.

Mi consejo es un descanso mínimo de 2 semanas y un máximo de hasta 6 en función del cansancia acumulado durante el año.

Un descanso tipo para un deportista medio podría ser este:
  1. Realizar una bajada de la intensidad progresiva: tomarte 2 semanitas en las que la intensidad y volumen de los entrenamientos sean bajos.
  2. Posteriormente tómate un descanso total de una semana/5 días.
  3. Después de este descanso total, comienza una época de descanso activo de 2 semanas donde harás lo que te apetezca, pero con unas normas:

                     3.1. cero doblajes.

                     3.2. Intensidades de paseo

                     3.3. Dejar por lo menos una día de descanso cada dos sesiones de entrenamiento.

  1.      Si pasadas estas dos semanas te apetece una semana más en esta dinámica… no lo dudes y alarga el descanso un poco más.

Cuando acabamos la temporada en un buen estado de forma, podemos incluso pensar que no lo necesitamos y saltarnos esta fase… El error quedará ahí latente durante toda la temporada siguiente y probablemente salga a relucir en mal momento. Podemos tener suerte y que nos salga bien la jugada… o errar y plantarnos en el mes de mayo con una gran saturación antes siquiera de haber empezado con lo importante.

Así que ya sabéis, ¡¡¡toca reponer pilas!!!…¿y vosotros cómo descansais?

Gustavo Rodríguez – Entrenador de Triatlón en Mr. Fahrenheit.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, NO DUDES EN APUNTARTE A NUESTRA NEWSLETTER Y TE MANTENDREMOS INFORMADO!

[yikes-mailchimp form=”1″ submit=”¡ME APUNTO!”]

No Comments

Post A Comment